Alojamiento para los animales

Objetivo:

La familia o estudiantes aprenderán a construir jaulas y corrales para alojar gallinas ponedoras, pollos de carne, cabras, conejos y cuyes.

Preparación para la lección:

Antes de presentar esta lección se espera que las jaulas y corrales sean construídos por el instructor en la escuela que está auspiciando el programa.
Además será necesario preparar lo siguiente:

  1. Dibujos o fotografías de las jaulas para gallinas ponedoras.
  2. Dibujos o fotografías de las jaulas para pollos de engorde.
  3. Dibujos o fotografías del corral para las cabras.
  4. Dibujos o fotografías de las jaulas para conejos en reproducción y crecimiento.
  5. Dibujos o fotografías de pozas o corrales para cría de cuyes.
    (Se deben preparar únicamente las jaulas para las especies que se utilizaran en el área de influencia de la escuela)


Conceptos a enseñar:

  1. Las gallinas ponedoras deben vivir en jaulas que los separen de enemigos naturales y que a la vez provean adecuada vivienda para que produzcan eficientemente y se mantengan saludables.
  2. Los pollos de carne deben ser alojados de tal manera que se pueda controlar su salud, alimentación y crecimiento, a la vez que están protegidos de enemigos naturales. También es importante que los pollos no dispongan de mucho espacio para limitar su ejercicio.
  3. Las cabras deben mantenerse en viviendas seguras y adecuadas para que no se escapen y causen daño en los cultivos propios como en los de los vecinos. Así mismo los viviendas deben facilitar su cuidado y manejo tanto de salud como de alimentación.
  4. Los conejos requieren de viviendas que los mantengan lejos de enemigos naturales así como de sus propios excrementos. A la vez los viviendas de conejos deben disponer de facilidades para que las hembras puedan tener sus crías en condiciones de seguridad y tranquilidad.
  5. Las viviendas para cuyes deben protegerlos del medio ambiente así como de sus enemigos naturales, además deben facilitar su manejo y alimentación.

Introducción:

Para conseguir el máximo rendimiento en cualquier explotación animal, la vivienda juega un papel muy importante.
La vivienda debe estar diseñada en primer lugar para proteger a los animales del medio ambiente. Los cambios bruscos de temperatura, la lluvia, el sol y mucho viento son perjudiciales para la producción animal. Al proteger los animales de estos elementos naturales, conseguimos que la energía que el animal tendría que destinar para luchar contra éstos, las destine a producción.

En segundo lugar, las viviendas deben estar diseñadas para recluir a los animales al lugar más pequeño posible, con el fin de reducir los costos de vivienda por animal así como maximizar el espacio con el mayor número de animales posible. Asimismo se consigue que los animales no gasten demasiada energía en movilizarse de un lugar a otro y más bien esta energía sea transformada en carne, leche o huevos.
En tercer lugar, las viviendas deben ser seguras, de tal manera que los animales no puedan escapar ni sus enemigos naturales puedan entrar (Figura #1).

Es importante recordar que los vecinos también deben ser considerados entre los enemigos naturales, por lo que siempre será conveniente que las jaulas y corrales estén ubicados a una distancia prudencial de la vivienda. No tan cerca para que no causen problema con malos olores y moscas, y no tan lejos que no puedan ser vigiladas fácilmente.
En cuanto a los materiales a utilizarse en la construcción de las viviendas, éstos deben ser de preferencia aquellos que son abundantes en la zona, que sean resistentes y duraderos, así como fáciles de limpiar y desinfectar. En cualquier área rural es posible conseguir madera o bambú u hojas de palma, todos éstos son muy apropiados para la construcción de jaulas y corrales.
Siempre será recomendable que entre las viviendas de las diferentes especies exista una distancia prudencial, lo que ayudará a mantener una mejor salud entre los animales. Existen muchos parásitos y enfermedades que viven en algunas especies sin causar perjuicio pero que son muy peligrosas para otras.

 

Figura 1

 

 

 

 

 

Figura 2

 

Figura 3

 

 

Concepto # 1

Las gallinas ponedoras deben vivir en jaulas que las separen de enemigos naturales y que a la vez provean adecuado vivienda para que produzcan eficientemente y se mantengan saludables.
El modelo de autosuficiencia familiar propone que cada familia disponga de por lo menos 12 gallinas ponedoras de peso ligero de alta producción, que asegura una disponibilidad de 2800 huevos por año (Fig. # 2).
El espacio recomendado para producción comercial de 4 ó menos gallinas es de 30.5 cm. por 45.7 cm. de área de piso y esta es el área mínima que se debe proveer para las gallinas en el programa. Existen dos maneras simples de elaborar las jaulas para las 12 gallinas. La primera es construir una jaula rectangular de 50 cm. de ancho por 130 cm. de largo en la que en el frente y en el lado externo se colocará el comedero y al fondo por el lado externo también se ubicará el bebedero. La distancia desde el suelo hasta el piso de la jaula será de por lo menos 60 cm. El piso de la jaula tendrá una inclinación de 2.5 a 4 cm. para facilitar el rodamiento de los huevos hacia el exterior de la jaula. También el piso de la jaula tendrá una prolongación hacia el frente de por lo menos 10 cm. (considerando que el frente es el lado más bajo y hacia donde rodarán los huevos) cuyo orilla será doblado hacia arriba en ángulo de 80 a 85° para retener los huevos hasta que sean recolectados por la familia. La orilla no deberá tener mas de 5 a 6 cm. de alto (Fig. # 3).
Al construir las jaulas, se espera que los materiales utilizados sean aquellos que se pueden conseguir fácilmente en el área. Es recomendable que los pisos de las jaulas sean de malla de alambre, ya que son mucho más duraderas, más higiénicas y fáciles de incorporarse en las jaulas. De no ser posible conseguir la malla para el piso ya sea por su precio o por falta de disponibilidad, se puede usar el mismo material de la jaula (bambú o madera), teniendo cuidado de que las tiras usadas no tengan mas de 2.5 cm. de ancho e igualmente se encuentren equidistantes a 2.5 cm.
Al usar malla de alambre, ésta tiene que ser resistente y el espacio entre alambre y alambre debe ser de no mas de 2.5 por 2.5 cm. en cuadrado.
Los comederos y bebederos igualmente deben ser confeccionados de materiales disponibles, como el bambú cortado a la mitad o envases de plástico desechables. La intención es la de disminuir los costos al mínimo y que las jaulas puedan ser fácilmente imitadas por amigos y vecinos.
El segundo modelo de jaula para gallinas ponedoras es el de la jaula cuadrada de 91 por 91 cm. dividida en 4 jaulas más pequeñas de 45 por 45 cm. Los principios generales son los mismos, se tratará de utilizar los materiales de la zona hasta donde sea posible, la altura desde el suelo al piso de la jaula será de 60 cm., el piso de la jaula al centro será 4 a 5 cm. más alto que en los extremos de tal manera que los huevos puedan rodar fácilmente hacia el exterior para ser posteriormente recolectados por la familia. En este diseño, los comederos se ubicaran a los lados norte y sur y los bebederos se ubicaran en los lados este y oeste (Fig. # 4). El bambú partido en dos funciona perfectamente para este modelo, al igual que para la construcción de la jaula y para los comederos y bebederos. De no existir bambú disponible para los comederos y bebederos, se pueden utilizar envases desechables. En los dos modelos de jaula, la altura de las mismas será de 40 a 50 cm. Las paredes laterales y del fondo llegarán hasta el piso, pero la pared del frente debe dejar un espacio entre el borde inferior y el piso de 5 a 7 cm. para facilitar la salida de los huevos pero impedir la salida de las aves (Fig. # 5).
El espacio entre las tiras de madera o bambú que forman las paredes del frente y fondo en el caso de las jaulas rectangulares, o las paredes exteriores en el caso de las jaulas cuadradas deberá ser de 5 a 6 cm. de tal manera que las aves puedan fácilmente sacar la cabeza para comer o beber (Fig. # 6).
Se debe asegurar que las jaulas dispongan de una tapa que impida el escape de las aves así como el ingreso de predadores.
Estos dos tipos de jaulas están diseñados para ser ubicadas bajo techo. Estas jaulas no deben ser ubicadas a la intemperie.

Actividad de aprendizaje # 1.

Preparar todos los materiales necesarios para construir una jaula de cuatro compartimentos para gallinas ponedoras que la familia construya usando la jaula construida en la escuela como modelo.

Concepto # 2

Los polluelos deben ser alojados de tal manera que se pueda controlar su salud, alimentación y crecimiento, a la vez que estén protegidos de enemigos naturales. También es importante que los pollos no dispongan de mucho espacio para limitar su ejercicio. Según el modelo del Instituto Benson, los polluelos permanecerán en manos del pequeño agricultor por 7 semanas. Llegarán de 8 días de nacidos y deben ser sacrificados o vendidos a las 8 semanas de edad (es decir 7 semanas más tarde) (Fig. # 7). El crecimiento de los polluelos es tan rápido que se requerirán dos tipos de jaula; una para las tres primeras semanas y otra para las 4 semanas restantes.
Recordemos que se propone producir alrededor de 144 pollos por año lo que significa que necesitaremos producir 12 pollos cada mes o 24 pollos cada dos meses. Criando 12 pollos por mes, aseguramos una disponibilidad equitativa de carne para la familia durante el año.
Con esto en consideración, tenemos que resolver el problema de vivienda para 12 pollos por cada mes y siendo el periodo de permanencia de los pollos de 7 semanas, tendremos que proveer viviendas separadas para 12 pollos de la segunda a la cuarta semana de edad así como vivienda para 12 pollos de la cuarta a la octava semana de edad.
De la segunda a la cuarta semana, lo pollitos requieren de 300 cm.2 por ave lo que es igual a 3700 cm.2 para las 12 aves. Para los pollitos hasta las 8 semanas de edad, se debe considerar un metro cuadrado por cada 12 a 14 aves.
Los polluelos pueden ser criados en piso o en jaula, no existe mucha diferencia en cuanto a su rendimiento. La crianza de pollos en jaula es más higiénica ya que cuando se les cría en piso, hay mas probabilidad de contaminación y enfermedades así mismo se debe asegurar que el fondo de la jaula siempre esté seco y limpio todo el tiempo. De la misma manera entre grupo y grupo de pollos se debe limpiar perfectamente y desinfectar la jaula para evitar contaminación. Con las jaulas, no se requiere un material para el fondo de la jaula y asimismo se evitan los riesgos de contaminación y de enfermedad.
Si se decide por las jaulas, éstas deben estar divididas en dos partes: una para los pollitos de 2 a 4 semanas de edad, las que fácilmente se pueden construir con materiales existentes en la zona y los pisos deben ser de preferencia de malla con un espacio de 1 a 1½ cm. entre alambres. Las paredes deben tener el mínimo de espacio entre las tiras de madera o bambú para que no se escapen los pollitos. Para esta edad, es preferible que los comederos y bebederos se ubiquen en el interior de la jaula.
Para el segundo período es decir de 4 a 8 semanas de edad, se deberá asegurar un metro cuadrado de espacio. El piso deberá ser de malla de 2.5 cm. entre alambres. Las paredes deben ser hechas de tiras de no más de 5 cm. de ancho e igual distancia entre tiras. Los comederos y bebederos se ubicaran en el exterior de las jaulas. La distancia del suelo al piso de la jaula debe ser de por lo menos 60 cm. y la altura de la jaula de 40 a 50 cm. Las tapas de las jaulas deben estar hechas de tal manera que no permitan el escape de las aves ni el ingreso de predadores. Si se decide criar los pollos en el piso, debemos asegurarnos de que el piso se encuentre impermeabilizado. Los pisos de tierra no son aconsejables. Debemos dividir el espacio para asegurarnos de que el 33 % de la jaula se destina para los pollitos de la segunda a la cuarta semana y el 66 % restante se destina para los pollitos de la cuarta a la octava semana. Los comederos y bebederos deben encontrarse en el interior de los corrales. Las paredes deben ser suficientemente altas para impedir que los pollos puedan escapar. Con un metro de altura es suficiente. Si la altura es inferior, se debe proveer una cubierta. Como regla general se usa el doble del espacio requerido (por ave) para jaulas cuando se crían al piso.

Actividad de aprendizaje # 2:

La familia construirá una jaula de acuerdo al número de pollos que piensa criar siguiendo como modelo aquella que fue construida en la escuela.
Si se criarán en el piso, se construirán las divisiones siguiendo las instrucciones descritas.

Concepto # 3:

Las cabras deben mantenerse en viviendas seguras y adecuadas para que no se escapen y causen daño en los cultivos propios como en los de los vecinos. Así mismo las viviendas deben facilitar su cuidado y manejo tanto de salud como de alimentación.
Si se ha decidido incluir cabras en el modelo porque las condiciones lo facilitan, debemos asegurarnos de que los corrales serán el lugar de vivienda permanente de las mismas. Por mucho tiempo se ha intentado obtener beneficio mediante la propagación y cría de cabras, pero es más el perjuicio que se ha causado al medioambiente que el beneficio que se ha obtenido de ellas. Las cabras pueden ser de mucha utilidad a la familia, pero para que esto suceda, tienen que permanecer encerradas todo el tiempo. Lo que el Instituto Benson propone es criar dos cabras lecheras que proveerán 900 litros de leche por año para alimentar a los niños de la familia campesina (Fig. #8). Debemos estar concientes de que no todas las familias podrán implementar el modelo con cabras. Pero para aquellos que se considera que poseen las condiciones, estas deben ser criadas en corrales.
Los corrales deben ser construidos de madera, libre de bordes afilados o puntas que puedan lastimar a los animales. La altura de los corrales debe ser por lo menos 1.50 m para evitar que se puedan escapar.
En el corral deben existir los siguientes ambientes: área de estancia para las 2 hembras, que debe ser de por lo menos 4 m2. Área de estancia del macho de por lo menos 4 m2 pero ubicada en un lugar opuesto al de las hembras. Junto al área de las hembras debe estar la plataforma de ordeño, la que debe ser elevada del piso por lo menos 60 cm. y tener una superficie de por lo menos 60 por 120 cm. El piso de la plataforma debe ser un tanto rugoso para que exista buena sustentación.
Además debe existir un área de 2m2 para los cabritos y un área de 2 a 3 m2 para almacenamiento de forrajes y concentrados.
Todos los corrales deben encontrarse bajo techo, aunque será conveniente que el 50% de las cabras estén al aire libre (Fig. #9).
Los materiales utilizados para el techo, deben ser de preferencia los predominantes en la zona, bien puede ser paja, palma o teja. No es recomendable utilizar techos de lámina de metal ya que no son aislantes y se calientan mucho durante el día y se enfrían demasiado durante la noche.

Actividad de aprendizaje # 3

Construir un corral con las especificaciones dadas para las dos cabras en el terreno del agricultor, asegurándose de que esté a suficiente distancia para poder vigilarlo.
Será necesario asegurarse en primer lugar que el agricultor reúna los requisitos para incluir las cabras en su modelo.

Concepto # 4:

Los conejos requieren de viviendas que los mantengan lejos de enemigos naturales así como de sus propios excrementos y de la humedad. A la vez las viviendas de conejos deben disponer de facilidades para que las hembras puedan tener sus crías en condiciones de seguridad y tranquilidad.
Si se ha decidido criar conejos, el modelo propone que sean 4 hembras y un macho.
Para los conejos, las jaulas individuales con piso de malla son el método más económico e higiénico de hacerlo, ya que criarlos en pozos o jaulas de pisos enteros en donde se encuentran juntos todos los animales es demasiado complicado y causa un alto índice de mortalidad especialmente entre los más jóvenes.
Las pequeñas crías de tamaño mediano como la California o la de Nueva Zelanda, requieren jaulas de por lo menos 0.5 m2 por animal. Además las hembras requieren de un nido para parir al cual la coneja debe tener acceso a los 28 días de preñada. Las jaulas deben ser de madera dura o de preferencia de malla metálica. Las jaulas de maderas suaves no duran mucho ya que los conejos tienen el hábito de roer.
Para el macho, la jaula debe ser igual a la de las hembras.
Existen muchos diseños de jaulas. Lo más importante en conejos es asegurarnos de que sus excrementos no contaminen el agua ni el alimento, así mismo que la hembra no tendrá acceso al nido sino al final de la gestación. Si la coneja tiene acceso al nido todo el tiempo, tiene siempre la tendencia a defecar y orinar en él y para cuando llega el tiempo de la parición, el nido estará muy sucio y contaminado (Fig. # 10 y 11).
Los nidos pueden ser de diferentes formas y modelos. Lo importante es que tengan por lo menos 45 cm. de largo por 30 cm. de ancho y por lo menos 12 cm. de alto.

El alto del nido es muy importante ya que muchas veces cuando la coneja se encuentra amamantando a sus crías y es hora de salir del nido, ella puede sacar a las crías cuando no es tiempo para ellos, por lo que si no fuera por esta altura que actúa como retenedor, saldrían. Cuando el nido no tiene suficiente altura y las crías son arrastradas por la madre fuera de él, si son muy pequeñas no pueden volver al nido y muchas mueren fuera de él. La coneja no tiene el hábito de regresar sus crías al nido como otras especies (Fig. # 12).
Los conejos son mucho más resistentes al medio ambiente que las gallinas ponedoras o los pollos pero siempre se les debe proteger del sol, la lluvia y el viento. Si las jaulas se construyen con un techo apropiado, la altura de la jaula debe ser de por lo menos 60 cm. y el material del techo debe ser un buen aislante, puede ser de teja, asbesto, cemento o madera (Fig. # 13). No se aconseja el uso de las láminas de metal. Las paredes exteriores deben ser completas. La puerta debe estar ubicada hacia el frente y de preferencia abrirse hacia el interior. De tal manera que si por cualquier razón el seguro de la puerta fallara, ésta no permitiría que los animales escapen. El espacio entre los alambres del piso para razas medianas debe ser entre 1 y 1½ cm.
La ubicación de la jaula debe ser con el frente opuesto a la dirección predominante de los vientos.
Los conejos en las condiciones de los pequeños agricultores serán alimentados principalmente con hierbas y desperdicios de cosecha, lo que hace indispensable la dotación de forrajeras para las jaulas. No es recomendable el suministro de los forrajes en el piso al interior de la jaula. Lo aconsejado es construir los comederos de hierba a la puerta o a un lado de la jaula, de tal manera que no se requiera abrir la jaula para suministrar los alimentos.
Con esto se consigue en primer lugar que los alimentos no se contaminen por excrementos o pisoteo, en segundo lugar que se reduzca notablemente el desperdicio y finalmente que el tiempo que se gasta en suministrar los alimentos sea mínimo. También es posible construir las jaulas de tal manera que los comederos de pasto quedan intermedios entre jaula y jaula.

Para obtener una producción eficiente, será necesario suplementar la dieta de los conejos con alimentos balanceados secos, lo que hace imprescindible el uso de bebederos. Los bebederos deben garantizar agua pura y fresca todos los días. Existen muchos modelos, desde botellas simples con un tubo pequeño de salida hasta sistemas automáticos. El sistema más económico es el usar envases de vidrio o plástico de por lo menos medio litro de capacidad para cada animal, los que se tapan con un tapón en el que se inserta un tubo de medio centímetro de diámetro y de unos 10 a 15 cm. de largo. El envase se coloca siempre en el exterior de la jaula y la punta del tubo de salida del agua debe quedar en el interior de la jaula a unos 15 cm. de altura. Lo que siempre se debe asegurar es que los conejos dispongan de agua fresca todos los días.

Actividad de aprendizaje # 4

Construir 5 jaulas (1m X 0.5m X 0.45m) para conejos adultos y dos jaulas para gazapos. Las jaulas deben tener piso de malla y las paredes pueden ser de malla si es posible, de lo contrario de cualquier madera dura existente en el área. Además construir 4 nidos de 0.45 x 0.30 m x 12 m. Los nidos deben construirse de madera de por lo menos 1.5 cm. de espesor.
Solo se construirán las jaulas para conejos en las áreas en que se considere adecuado su uso como productores de carne.

Concepto # 5:

Las viviendas para cuyes deben protegerlos del medio ambiente así como de sus enemigos naturales, además deben facilitar su manejo y alimentación.
Los cuyes son animales muy fáciles de criar y muy poco exigentes en cuanto a viviendas (Fig. # 14).
La mejor manera de criar cuyes es la de las pozas o corralitos. Se les debe proteger del sol, la lluvia, el viento y el frío. Por cada 2 m2 hay un macho, 10 hembras y sus crías de 7 a 14 días de edad.

Si se decide criar cuyes para suministrar carne a la familia, se deben criar 2 lotes reproductivos o sea 2 machos y 20 hembras, los que producirán 300 libras de carne por año para la familia.
Además se requerirán tres pozas de 1 m2 cada una para recría, en donde permanecerán las crías desde los 7 o 14 días hasta los tres meses, edad a la cual serán sacrificados, vendidos o se integrarán a las pozas de cría como futuros reproductores. En la una poza de recría se colocarán los machos que deben ser castrados a los 30 días de edad. En la segunda y tercera pozas, se colocarán las hembras tiernas separándolas por su edad y tamaño, tratando de siempre mantener grupos lo más homogéneos.

Actividad de aprendizaje # 5

Construir jaulas o corrales con suficiente espacio para alojar 20 cuyes hembras, dos cuyes machos y sus descendientes. El número de jaulas requerido es de 2 pozas de 2 m2 para los adultos y 3 pozas de 1 m2 para las crías. En cuyes no es indispensable que los pisos sean de malla si se construyen jaulas.
Las jaulas o pozas solo se construirán con los agricultores que se determine que los cuyes serán la fuente de proteína animal para la familia.

Encabezado

 

Figura 4

 

Figura 5

 

Figura 6

 

Figura 7

 

Figura 8

 

Figura 9

 

Figura 10

 

Figura 11

 

Figura 12

 

Figura 13

 

Figura 14

 

Figura 15

 

Contáctenos   Cerrar Esta Ventana
© Copyright 1996-2004 Benson Institute, All rights reserved
 

 

Record visit